LAS VENTAJAS DE LOS BOLSOS LIGEROS

El bolso es un complemento que nos acompaña cada día. Un 78% de las mujeres indican que no pueden permanecer un día entero sin su bolso (*). Es una necesidad muy extendida. Sin embargo, su peso no debe exceder del 10% de nuestro peso corporal , si queremos evitar problemas de salud.

Cuando llevamos un bolso excesivamente pesado o muy cargado, y mantenemos durante mucho tiempo su peso en un hombro, obligamos al cuerpo a equilibrar las fuerzas, generando contracciones musculares. Si utilizamos bolsos ligeros, con materiales como el neopreno, y cuidamos de no cargarlos en exceso, obtendremos varias ventajas, como son:

  1.  Evitamos dolores de espalda (lumbalgias ). Uno de los dolores más extendidos entre la población española, según el estudio de Voltadol ( **)
  2.  Mantendremos nuestras cervicales y trapecios con mayor movilidad, evitando dolores y contracturas.
  3. Tendremos menores riesgos de padecer tendinitis en nuestros codos y muñecas. Y en general mantendremos nuestros músculos sin acortamientos ni inflamaciones.

(*)   PAVOFRíO 2011 – “Y tú, ¿qué llevas en el bolso?”
(**) GSK VOLTADOL 2017 – “Barómetro del dolor”

Video cuanto pesa tu bolso

COMPARATIVA DE PESOS ENTRE BOLSOS DE LA MARCA FLATT Y OTRAS MARCAS

Ejemplo 1

otra marca - bandolera piel con herrajes
472 gr
20 x 14 x 10 cm

Ejemplo 2

otra marca - SHOPPER PIEL CON HERRAJES
798 gr
35 x 30 x 11 cm

Ejemplo 3

otra marca - BOLSO SHOPPER SENCILLO
600 gr
32 x 27 x 13 cm

Ejemplo 4

otra marca - BOLSO SHOPPER PIEL
700 gr
30 x 17 x 30 cm

ALGUNOS CONSEJOS SOBRE EL PESO DE LOS BOLSOS

 

Si quieres evitar los dolores de espalda asociados al exceso de peso en los bolsos, ten en cuenta estos consejos:

  1. Utiliza bolsos ligeros. Sabiendo que vas a utilizar el bolso casi todos los días y pensando que es muy posible cargarlo más de la cuenta, por lo menos que el continente sea ligero. Materiales como el neopreno o el foam consiguen pesos muy bajos.
  2. Cambia cada poco tiempo de hombro. Evita cargar continuamente una zona cambiando de hombro cada 10 minutos. Esto liberará tu espalda y permitirá que tus hombros estén mejor alineados.
  3. Intenta llevar sólo lo imprescindible. Sin querer vamos acumulando objetos que no siempre son necesarios. Revisa el contenido de tu bolso a menudo pensando en el peso que tendrás que llevar durante el día.
  4. Evita que el bolso se balancee. Si lo llevas más pegado al cuerpo el efecto que hará sobre tu hombro será menor y tu salud mejorará.